Lesiones en Softball (Epidemiología)

Tras una recogida de datos durante 10 temporadas de softball de secundaria y universitario, se concluyó que:

-Existe un mayor número de lesiones en edad universitaria que en secundaria, siendo durante la competición donde mas riesgo existe frente a los entrenamientos.

-Mayor incidencia en tobillos y por contusión, con implementos del juego o con otras jugadoras.

-Mayor número de las lesiones en EEII que en EESS.

-La mayoría de lesiones en lanzadoras ocurren por sobreuso, también tiene un tiempo de exposición mayor.

-El 64% de las lanzadoras universitarias han tenido lesiones previas en brazo, siendo el 81% de ellas en hombro.

-La inexistencia de límite de lanzamientos puede ser un factor de riesgo importante.

– El número de lesiones en edad universitaria fue 3 veces mayor que en secundaria, puede deberse al nivel de competitividad e intensidad y al nivel de recursos.

IMG_8984

Entendemos lesión como resultado de la participación en una práctica, ya sea entreno o partido, de un AT (Athletic Trainer) o médico y que resultó una restricción de la participación de la atleta durante 1 o más días después del día de lesión.

Exposición del atleta: práctica o partido independientemente del tiempo de duración.

Se tuvieron en cuenta, si la lesión se produjo en entrenamiento o partido, días de baja, localización, momento de la temporada, posición… 1000EA y TIR= sumatorio de lesiones/sumatorio de competiciones, todo ello dividido por el sumatorio de lesiones en entreno/ sumatorio de entrenos.

Entre la temporada 2004-2005 y 2013-2014 hubieron 3205 lesiones.

Lesiones secundaria 1,16/1000 Aes*

Lesiones universitarias 3,19/1000 Aes,

*Aes (Ratio por cada 1000 Participaciones ya sea partido o entrenamiento)

Entre 42,6% y 51,4% estuvieron de baja menos de una semana

 

Localización de la lesión:

-Softball en edad secundaria

-El 20% de las lesiones de entreno y partido se producen en la cabeza.

-Las lesiones Músculo/ Tendón suponen el 20% y el 14% respectivamente.

-Las lesiones de tipo Ligamentoso, 19% práctica vs 28% partido.

-17% durante la competición fueron contusiones.

-Softball en Universidad

-Cadera/muslo/superior de la pierna fueron 15,7% y en hombro/clavícula 15,3%

-19,1% de las lesiones en competición fueron en cabeza/cara

-Lesiones musculares, 23,5% durante los entrenos y 12,9% en competición.

-De tipo ligamentoso, 14,5% en entrenamientos y 18,4% en competición.

-23,3% de las lesiones en competición fueron por contusión..

 

IMG_9008

 

 

Mecanismo lesional:

-Softball en edad secundaria

-Durante las prácticas el 22,9% fueron sin contacto, mientras que por sobreuso/crónico 20,4%,. En competición las contusiones fueron con otra persona 21,4% y con superficie del juego 17,5%. Siendo la superficie del campo la que más lesiones provoca tanto en partido como en entreno.

-Durante los entrenos el 14,8% de las lesiones ocurrieron al lanzar la pelota mientras que durante los partidos el 16,9% sucedieron al deslizarse.

-Softball en Universidad

-Tanto en partido como en entreno el mayor número de lesiones ocurrieron sin contacto, 38,1% en entrenos y 22,4% durante los partidos.

-Las lesiones por sobreuso durante los entrenos fueron 21,7%.

-Las lesiones por la superficie de juego fueron las de mayor incidencia tanto en entrenos como en partidos.

-El 19,2% y el 16,7% de todas las lesiones ocurridas durante la competición ocurrieron al batear y correr bases, respectivamente.

IMG_8986

IMG_8987IMG_8988

 

Lesiones por posición:

-Competición: esguince de tobillo para corredores de base 34%.

-Concusión en 2B 15,2% y jugadores de cuadro 15,2% en secundaria mientras que en universitarios ocurrieron un número mayor en receptores (21,2%)

– Un gran número de lesiones en universidad ocurren durante el bateo, ya sea a la misma jugadora o como producto del contacto con la pelota hacia una jugadora en defensa. Este dato se ve incrementado durante las jugadas de toque de bola.

IMG_8989

Cambios de reglas y programas de prevención adecuados han disminuido el número de lesiones.

El entorno e instalaciones, así como limitación o periodización de la carga y descanso pueden ser factores limitantes de lesión. La mejora de protecciones para diferentes partes del cuerpo, tipos de pelota y bases pueden ser muy importantes a la hora de evitar lesiones. Prevención de lesión mediante programas de fuerza y prevención para esguinces de tobillo, así como la protección para las jugadoras, son aspectos fundamentales para mejorar el índice de lesiones.

Mecánica del lanzamiento (Youth): Revisión sistemática.

La memoria Neuro Muscular de la mecánica se desarrolla a una edad temprana, pero la dificultad con la que nos encontramos es la de establecer un movimiento “óptimo” durante estas edades de desarrollo. Por este motivo, diversos etudios no han encontrado resultados significativos para Pitchers Jóvenes.  Sin embargo, estudios biomecánicos para lanzadores universitarios y profesionales han demostrado una relación directa de la mecánica con la lesión.

El objetivo de este estudio es el de realizar una revisión sistemática de la biomecánica de lanzadores jóvenes (menores de 13 años) de Béisbol de publicaciones científicas hasta febrero de 2017 para poder establecer unos rangos “normales” de valores cinéticos y cinemáticos de las extremidades durante el lanzamiento.

En esta revisión se han obtenido datos interesantes como que la rotación externa progresiva del hombro ocurre durante el inicio del movimiento de lanzamiento, alcanzando un máximo de 166 ° a 178.2 °, antes de girar internamente en el resto del ciclo, alcanzando un mínimo de 13.2 ° a 17 °. O que el torque del codo alcanza el nivel más alto (18 ± 4 N · m) justo antes de la rotación externa máxima del hombro y disminuye durante el resto del ciclo de cabeceo. La longitud de zancada es del 66% al 85% de la altura del lanzador. En comparación con una bola rápida, una bola curva muestra menos torque en varo del codo (31.6 ± 15.3 vs 34.8 ± 15.4 N · m).

IMG_8740

“The Windup” y “Stretch” son las 2 posiciones iniciales de lanzamiento, la mecánica de ambas posiciones converge cuando la cadera y la rodilla se flexionan, deben estar en posición similar durante el resto del lanzamiento. Desde aquí, la pierna delantera se extiende hacia el Home y el tronco superior del lanzador gira para atacar al objetivo. (foto anexo)

El Torque del valgo de brazo ocurre durante la fase de armado del braz. El peso del lanzador es el factor biomecánico de mayor incidencia lesiva.

IMG_8743

La fase de desaceleración del brazo comienza cuando se suelta la pelota y termina con la rotación interna máxima del hombro. Después del lanzamiento de la pelota, los lanzadores jóvenes pueden tener dificultades para controlar esta desaceleración del brazo de lanzamiento debido al poco desarrollo de la musculatura del manguito rotador. Esto deriva en una mayor flexión horizontal a través del torso, lo que produce tendinopatía por uso excesivo. Podría haber correlación entre lanzamientos quebrados y la lesión del codo así como su dolor. Estudios mas recientes discrepan acerca del tipo de lanzamiento y encuentran una mayor relación con una mala biomecánica del lanzamiento.

Existe poca bibliografía de la incidencia de las extremidades inferiores en el lanzamiento a pesar de la importancia de la cadena cinética. Un mal control de la mecánica en extremidades inferiores someterá a la extremidad superior a un estrés adicional. Es el trasmisor de fuerza con el tronco y los brazos. Los lanzadores con secuencias inadecuadas de rotación del tronco exhibieron mayores ángulos máximos de rotación externa del hombro y fuerza proximal máxima del hombro en comparación con los lanzadores des secundaria con secuencias de rotación del tronco adecuadas.

Un ángulo abierto del pie de ataque puede hacer que la pelvis gire prematuramente provocando una mayor fuerza del hombro anterior y una fuerza del codo medial, lo que aumenta el riesgo de lesión.

Las características comunes en la mecánica de lanzamiento de los lanzadores jóvenes sanos fueron la flexión del codo al contacto con el pie, la flexión máxima del codo, la rotación externa máxima del hombro, el torque de codo en todos los puntos del ciclo de lanzamiento.

Variables a tener en cuenta pueden ser lanzar con o sin montículo, si éste es de arena, el tipo de calzado, si el análisis se realiza en laboratorio o campo, si hay receptor, si hay bateador, si es una práctica o partido…

 

(PDF) MECÁNICA DE LANZAMIENTO EN JOVENES

Cirugía de Tommy John y Fases de recuperación.

La lesión del Ligamento Lateral Ulnar es muy común en deportistas de lanzamiento como pueden ser Beisbol, Jabalina, Football, etc. El 45% de las lesiones en béisbol (NCAA) se producen en extremidades superiores, siendo en codo el 8% del total. El 97% de los dolores de codo se presentan en la zona medial del mismo.

La operación de Ligamento Ulnar se realiza mediante injerto, Tendón del músculo Palmar, Músculo Grácil, Semitensionoso, Flexor del primer dedo… Pero siendo tan variada la forma de abordarlo no existen evidencias claras de cual técnica es mejor.

(A) Anatomy of the ulnar collateral ligament (UCL). (B) Magnetic resonance image demonstrating a tear of the UCL at the tip of the arrow.

El 35% cree incorrectamente que volverá mejor después de la operación, muchas veces es debido a que llevan mucho tiempo lanzando con dolor o con una lesión menor, con lo cual, al recuperarse vuelven mejor, vuelven a su nivel. En otro estudio, el 53% cree que lanzará más fuerte.

La fase 1 (semanas 0-3) tiene como objetivo promover la curación al tiempo que evita la rigidez. El codo se inmoviliza durante la primera semana y luego se inicia un rango de movimiento suave (ROM) en una abrazadera de codo con bisagras de 30 ° a 100 ° para la semana 2 y de 15 ° a 110 ° para la semana 3 después de la operación. En general, los objetivos de ROM se incrementan en 5 ° de extensión y 10 ° de flexión cada semana hasta que se alcanza la ROM completa. El aparato ortopédico generalmente se suspende a las 6 semanas después de la operación.

La fase 2 (semanas 4-8) tiene como objetivo restaurar la fuerza. Mientras que el ROM continúa progresando y enfocándose en lograr la extensión completa del codo, el atleta comienza los ejercicios con pesas de 1 libra, aumentando en 1 libra por semana. Los ejercicios se centran en el codo, el hombro y los estabilizadores escapulares.

La fase 3 (semanas 9-13) tiene como objetivo restaurar la función neuromuscular de la extremidad superior más integral. El enfoque principal está en la flexibilidad. Se inician ejercicios de resistencia isotónicos y manuales, junto con ejercicios de propiocepción y estabilización dinámica. A las 12 semanas, los atletas comienzan un programa pliométrico específico para un deporte. La mecánica de lanzamiento adecuada se enfatiza durante esta fase.

La fase 4, la etapa final (semanas 14 a 26), tiene como objetivo restaurar específicamente el lanzamiento. Los atletas comienzan una progresión de lanzamiento con lanzamientos cortos (lanzamientos de 45 pies) y progresan gradualmente hacia lanzamientos largos elevados (lanzamientos de 120 pies), seguidos de lanzamientos de lanzamientos largos en una línea. El atleta luego tira de sus rodillas para aislar el brazo. La progresión final es lanzar desde el montículo, lanzar la simulación del juego y, finalmente, regresar a la competencia.

Todo el proceso de rehabilitación puede llevar una cantidad de tiempo variable según el jugador y cualquier patología concomitante. En general, los jugadores pueden comenzar el lanzamiento competitivo a los 7 a 9 meses. Para la mayoría de los atletas, lleva mucho más tiempo antes de que estén listos para el juego, y muchos tardan entre 10 y 18 semanas. La recuperación según varios estudios, es de entre 11 y 30 semanas, dependiendo de cada uno, pero también es importante el momento en el que se produce la lesión y el contexto

RECIDIVA

Mas de la mitad volvieron a estar en lista de incapacitación, estudios recientes dicen que el 19% de los operados volverán a tener lesión, y el 25 % en el hombro, entre 2-4% se somenten de nuevo a la cirugía.

Existe el tratamiento conservador, es decir, no quirúrgico, pero no hay muchos estudios acerca de este método. En un estudio con 20 lanzamientos, únicamente el 42% volvieron a jugar tras 24, 5 semanas desde el diagnóstico. Implicaría dos fases, una de reposo, antiálgica y anitiinflamatoria haciendo uso de aines, termoterapia y férulas y luego otra fase de readaptación

IMPORTANTE QUE CADA LESIÓN Y CADA LESIONADO ES ÚNICO, por lo que se habla de una buena educación por parte de padres, deportistas y entrenadores. La recuperación es individual.

(PDF) AQUÍ cirugía tommy john

Prevención de lesiones en Baseball (IV) Professional

El valor promedio de un equipo en MLB en 2017 era de $1,54 Billones, aumentando en un 19% desde 2016. Por lo tanto, la lesión de cualquier jugador traducido a valores económicos supone una gran pérdida para las franquicias MLB. Debido a ello, existe un gran interés en cuanto a estudios de prevención y epidemiología de lesiones en Beisbol Profesional, ligas menores (MiLB) y grandes ligas (MLB).

Como en muchos deportes, las lesiones han aumentado durante los últimos años. Entre los años 2005 y 2008 este dato se incrementó en 37%, 3,61 lesiones por cada 1000 exposiciones (No incluyendo las de una duración menor de 15 días, por lo tanto, dentro de la lista de incapacitación). Entre 1998 y 2015 las lesiones de hombro y codo fueron la causa principal.

-Los Pitchers son quienes más lesiones sufren, 34% más que los jugadores de campo. A diferencia de las lesiones producidas por contacto, que se ven incrementadas en Catchers o Infielders.

-Las lesiones de EESS suponen el 51,4% del total.

-Las lesiones en jugadores de campo tuvieron una mayor incidencia en EEII, sobretodo Isquiotibiales. Sólo en 2011 se produjeron 268 lesiones en béisbol profesional, lo que tuvo un promedio de 24 días de baja. El trabajo excéntrico, al igual que en otras disciplinas puede ayudar a la prevención de este tipo de lesiones.

-Las lesiones de rodilla tuvieron una incidencia de 1,2 por cada 1000 AEs.

Como dato destacable, entre el 25% y el 33% de todos los lanzadores de MLB han tenido reconstrucción del ligamento medial de codo, (Tommy John)

A nivel de prevención, coincidiendo con categorías inferiores, la literatura nos habla de la buena preparación físicas, descanso y alimentación. El conocimiento cada vez mayor de los factores de riesgo deberían ayudar a tomar medias preventivas pertinentes.

Los déficits de movilidad y rotación relacionados con lesiones de codo, y hombro son un claro ejemplo de las medidas preventivas a adoptar con tal de evitar lesiones. La velocidad también es un factor de riesgo, entre 2008 y 2017 la media de velocidad ha aumentado de 90,9Mph a 93,3 Mph. La introducción de pelotas de peso para la práctica de entre 4 y 32 Oz no parece la solución para proteger el codo.

innury prevention

Prevención de lesiones en Baseball (III) College

No existe abundante bibliografía en cuanto este rango de población. según (McFarland et al.1998) encontramos una incidencia de de 5,83 lesiones por cada 1000 (AEs) siendo el 58% lesiones de EESS y el hombro la de mayor repetición. Como ocurre en otro tipo de deportes, las lesiones producidas durante los partidos, con un tipo de carga competitiva, triplican a las lesiones producidas durante los entrenos. Corredores de base (23.7%), lanzadores (20.9%) y bateadores (15.3%). Y durante la competición, las lesiones por contacto fueron superiores que las producidas por no contacto. Sorprendentemente, este tipo de lesiones se localizaron con mayor repetición en tobillo y pierna que no en hombro. Entendemos lesiones por contacto contusiones contra un jugador, pelota o bate, o durante el corrido de bases.

Suceden más lesiones durante la pretemporada e inicios de la temporada que durante el resto de la sesión. Se relaciona con el tipo de carga más intensa. Por ello, a nivel preventivo asociamos la fuerza, mejora de la mecánica, descanso, periodización de la carga, estiramientos, uso de protecciones…

Prevención de lesiones en Baseball (II) High School

En este rango de edad, el Béisbol es el cuarto deporte en cuanto a participación por detrás de Football, Atletismo y Baloncesto. Hay una mayor gravedad de lesiones en comparativa con los menores.

EPIDEMIOLOGÍA:

Seguimos encontrando un volumen mayor de lesión en hombro y codo.

1 lesión por cada 1000 entrenos o partidos. (AEs)*

1,39-1-72 lesiones en hombro por cada 1000 entrenos o partidos (AEs) En categoría Junior y Senior presentan un numero mayor (69%) de lesiones en hombro comparado a jugadores de primer y segundo año ya que juegan un número mayor de partidos y con más exigencia. El 38% de las lesiones en Pitchers son en hombro. Solamente el 10% de lesiones en hombro necesitan de cirugía.

0,86 lesiones de codo por cada 1000 (AEs) de las que el 42,7% son de tipo ligamentoso. En los últimos 20 años han aumentado de forma significativa las intervenciones quirúrgicas en codo.

14% de las lesiones den HIGH SCHOOL han supuesto más de un día de baja, aunque el 10% vuelven a la práctica en menos de una semana.

Son raras las lesiones con (CONCUSION) golpe en cabeza, aunque la mayoría se producen por contusión con bate o pelota.

PREVENCIÓN:

Muchas medidas son similares las tomadas en YOUTH, como el límite del conteo de los lanzamientos, los programas de fortalecimiento y estiramiento, el uso de protección y la ejecución de una mecánica adecuada.

Parece haber una correlación entre la tensión en los cuádriceps, los isquiotibiales y los rotadores internos del hombro y el dolor en el hombro y el codo, así como una buena estabilidad y control lumbo-pélvico (CORE). Por lo tanto, en estas edades también podríamos aplicar el protocolo Yokohama Baseball-9 (YKB-9).

*(AEs) Las exposiciones de los atletas (EA), definidas como 1 atleta que participa en 1 juego o práctica, se calcularon en función del número de prácticas y juegos informados, multiplicados por el número de atletas en la lista, y restando todas las ausencias informadas.

Eficacia del trabajo preventivo de codo para jugadores de Beisbol. (Yokohama Baseball-9)

Este estudio (Sakata J. et al 2017)  aleatorio de un protocolo único de estiramiento y fortalecimiento demostró una disminución significativa en las lesiones del codo medial en jugadores adolescentes. Los ejercicios también mejoraron el rango total de rotación del hombro del lado dominante, la rotación interna de la cadera del lado no dominante, el déficit bilateral de rotación interna del hombro, la fuerza muscular del trapecio inferior del lado dominante y el ángulo de cifosis torácica. Este parece ser el primer estudio prospectivo de este tipo. El Yokohama Baseball-9, o ejercicios similares, podrían incorporarse en las rutinas previas al juego y previas a la práctica.

Durante los 12 meses de estudio se redujeron en un 50% las lesiones de codo. Realizar el protocolo dos veces por semana pueden reducir 1/3 las lesiones de codo y hombro.

IMG_0902

 

YOKOHAMA BASEBALL-9 (YKB-9).

IMG_0903

1- Auto-masaje: Presión a nivel de inserción de Bíceps mientras extiendes y flexionas el brazo (10repeticiones)

2- Estiramiento de antebrazo: Con la palma hacia arriba, agarre el pulgar con la otra mano. Tira tu pulgar hacia abajo. Cuenta: 10 segundos lentamente

La tensión en la parte superior del brazo puede provocar dolor en el codo. Suavizar antes de tirar y después de practicar.

IMG_0904

3- Estiramiento de parte posterior del hombro, Rotadores, Deltodies, Dorsal Ancho, Tríceps… 10 segundos.

4- Estiramiento de la parte anterior del hombro, Pectoral, Deltodies, Bíceps… 10 segundos.

5- Estiramiento de parte cadera posterior, Glúteos… 10 segundos.

 

IMG_0905

6- Movilidad lumbar y escapular, ejercicio del Gato-Perro. 10 repeticiones.

7- Rotación de Tronco, movilidad de cintura escapular siguiendo el codo con la vista. 10 Repeticiones

IMG_0906

8- Balance del eje. 10 repeticiones.

9- Codo-Rodilla.Pon tus manos sobre tus hombros y mueve tus pies un paso adelante. Balancee la parte superior del cuerpo y acerque el codo a la otra rodilla. Visto de frente, el hombro y la rodilla deben estar rectos. Tenga cuidado de no dejar caer las rodillas afuera. 10 repeticiones.

Una buena estabilidad y fuerza en brazos es el secreto para poder lanzar con mayor fuerza y precisión la pelota.

VIDEO YOUTUBE (CLICA AQUI)

 

 

 

 

Prevención de lesiones en Baseball (I) Youth

El sobreuso o falta de descanso en cuanto a la periodización de la carga son  el mecanismo lesional mas común en Béisbol Amateur o de categorías inferiores. Diferentes protocolos de movilidad, estiramientos y ejercicios pueden ayudar a prevenir lesiones. En Beisbol profesional es más difícil establecer una relación entre sobreuso y lesión. La mayoría de estudios en categoría profesional nos hablan de Epidemiología, mientras que los estudios en las demás categorías nos hablan de prevención de lesiones.

Las lesiones más comunes en EESS se producen en codo y hombro, mientras que en las EEII suele haber una mayor incidencia en Isquiotibiales. Existe una gran variabilidad en cuanto a la incidencia lesiva entre las diferentes categorías, por lo que lo ideal sería adecuar cada trabajo preventivo o de preparación según la categoría en edades. Este estudio nos habla de cuatro categorías bien diferenciadas: Youth, High School, Universidad y Profesional.

  • YOUTH

-Las lesiones más comunes se producen por sobreuso

-Lesiones por “contacto” (Non-overuse injuries) se pueden ver reducidas debido a al material que se utiliza para prevenirlo como protecciones, pelotas, bates, bases…

EPIDEMIOLOGÍA: (Según varios estudios)

-Lesiones en codo y hombro son las que tienen una mayor incidencia.

-En jugadores entre 8-18 años, el 74% juegan con dolor. Debido a ello, el 5% de los jugadores desarrollaran una lesión durante los próximos 10 años en dicha zona.

-43% de los jugadores afirman haber lanzado en días consecutivos.

-31% han jugado en varios equipos a la vez.

-19% jugaron varios partidos por día.

-46% siguen jugando a pesar del dolor.

PREVENCIÓN:

Teniendo en cuenta que la incidencia mayor de lesiones se produce por sobreuso, fatiga, velocidad de lanzamiento, exposición en “showcases” y acumulación de viajes.

Otro dato a tener en cuenta es la maduración temprana del jugador, este tipo de jugadores son los que normalmente juegan un mayor numero de innings y convinando su participación en posiciones clave como pueden ser Pitcher y Catcher. se exponen a un numero mayor de lanzamientos.

En cuanto al tipo de lanzamiento existe una gran controversia de cuando empezar a utilizar diferentes tipos diferentes a la bola recta. Según varios estudios que utilizan Electromiografía durante los diferentes lanzamientos, la activación muscular en zonas clave no muestra valores significativos. La importancia estaría más en la técnica y la progresión en cuanto al aprendizaje.

En el estudio de (Sakata J. et al 2017) se plantea un protocolo pre-entreno y pro-competición en el que se redujo en un 50% las lesiones de codo durante los 12 meses de estudio. Yokohama Baseball-9 (YKB-9). Se plantea una batería de ejercicios de estiramiento y de fuerza en los que los jugadores mejoraron las postura, el rango de movimiento de codos, hombros y cadera. Se mejoró la activación de manguitos rodadores, la función escapular y el equilibrio de EEII.

Hay que destacar, que es de vital importancia tener una educación plural, ENTRENADOR, PADRES y JUGADOR, (El dolor es el limitante de la actividad)

IMG_0894

IMG_0895

innury prevention (ver pdf)

 

Efectos de la Fatiga: Fuerza y Control NM en EESS.

Este estudio encontró que los protocolos de fatiga actualmente publicados en la literatura producen una disminución en la producción de fuerza muscular y propiocepción después de completar un protocolo de fatiga, si bien, dada la homogeneidad de protocolos es difícil acordar cuál es el mas adecuado. Esto podría comprometer la biomecánica y con ello aumenta el riesgo de lesión.

Se analizan diferentes disciplinas que ponen de manifiesto la Extremidad Superior, Beisbol, Softbol, Natación, lanzamientos y Tenis. En ellos se valoran la velocidad del lanzamiento, el servicio, pruebas EMG, brazadas o situaciones de juego.

Para valorar la fatiga se utiliza la escala de BORG, repeticiones de fuerza y la contracción isométrica.

Según varios estudios, existe una disminución de la velocidad de 2mph, de más de un 7%. La velocidad puede disminuir 0,28mph /Inning.

En cuanto a la biomecánica y propiocepción, se encuentran cambios en cuanto a la rotación escpular, disminución del ángulo entre el antebrazo y el suelo al lanzar la pelota y el torque media del codo. Disminuye de forma significativa la reproducción articular del codo después de lanzar. El torque media del codo aumenta en 0,84Nm por Inning.

IMG_0885

En cuanto a la musculatura media del codo hay que tener en cuenta que un lanzamiento genera 120Nm de torque en el valgo del codo, mientras que estudios en cadáver se demuestra que el ligamento ulnar únicamente soporta 34Nm de torque. Por lo tanto existe gran influencia de la musculatura medial: FDS, Pronador Redondo y Flexor Cubital.

 

IMG_0886

 

 

 

 

 

 

 

 

Long-Toss: A professional Baseball Epidemiological Study

 

Se realiza una encuesta a diferentes profesionales en el ámbito profesional:  PITCHERS, Pitching Coaches (PCs) y Athletic Trainers (ATCs). En ella de valora la utilización de Long-Toss como un programa de recuperación, de mantenimiento, de fuerza o de rehabilitación así como el momento de la temporada en el que utilizarlo y la distancia adecuada.

IMG_8216

IMG_8220

La distancia media, según los resultados, para realizar el Long-Toss fue de 175 pies (53,34m).Mientras que para Pitchers y PCs el objetivo de dicho lanzamiento mayoritariamente es para fortalecimiento y acondicionamiento del brazo, para ATCs tiene un objetivo de rehabilitación o de flexibilidad. Siempre hablando de deportistas profesionales.

IMG_8217